5 dic. 2010

MoZaRT AVeC NouS


"Hay cosas que uno quiere en el recuerdo, pero no puede
ya actualizar, tolerar en presencia.
 Me emociona el recuerdo de Old Black Joe, me basta
silbarlo para deplorar su insanable estupidez.
Por eso no releeré jamás mis Julio Verne”
Diario de Andrés Fava. Cortazar, Julio.


  Cuando llevaba ya la módica suma de cuatro páginas escritas del presente texto, la historia , tan real como la vida y que se va desarrollando minuto a minuto  (en el tiempo real que ud. La lee)  dio un giro inesperado. Lo que me llevó por supuesto a tener que mandar las cuatro páginas en plantilla de Word a la papelera de reciclaje, y por qué no decirlo, un poco a la con… de su hermana.
  La historia, comenzaba como casi todas mis historias, sufriendo por un chongo mother fucker con el que sucedía más o menos esto, para no hacerla muy larga, cito ( desde la papelera) párrafos de mi anterior trabajo:
 “Esto es una historia, que mas que historia es una búsqueda. Una tarde, andaba en búsqueda de uno de esos chongos de los que siempre me arrepiento(…)   Esa tarde, cuando por la vez 143 ya le había pispeado el muro, (porque los fines de semana como estás mas al pedo  te permitís un poco mas) encontré  un nuevo evento: “Manu asistirá a “fiestón de la quebrada en la calle Humahuaca”. No era de extrañarme llegar allí y ver coyas bailando el carnavalito. Pero al leer la descripción de la fiesta me di cuenta por donde venía la mano: PSYCHOBOLCHE FEST. “
 Luego comentaba cómo se desarrollaba mi día de acá para allá intentando convencer a mis amigas fachas, abogadas, adeptas a la electrónica, el sushi en palermo y el clonazepam,de ir a una fiesta de zurditos, filósofos , sociólogos, artesanos, adeptos a la guitarreada  el fogón y el chori:
“Al pensar el escenario me desmotivé un poco de ir en búsqueda del pensador que me enrojecía el corazón por esos días, pero no desistí así que Tuve que buscar en mi directorio de amistades, algunas que se presten a empresa similar, no es fácil a esta edad tener amigos que accedan a ir a una fiesta donde se comen choripanes mientras se oye a una banda instrumental norteña y venden bizcochuelos por porción , panes rellenos y collaretas de mostacilla”.
Luego contaba todo mi día, pero mejor, será seguir con el texto original:
 “Cuando llegamos, tuve ante mis ojos todo lo que la invitación de facebook ofrecía y muchísimo mas. Guirnaldas de colores, un vendedor de alpargatas, un “trapito” que estacionaba bicis por dos pesos, coyas reales, chicas con alas de mariposas y medias coloridas, estudiantes de todas las carreras humanísticas y sociales de la UBA, ex novios, ex amigos, un puesto de chipá, un monociclo, un payaso, bombitas azules rojas y amarillas, empanadas, choripanes, anillos de coco, militantes de todo tipo de partido, hare krishnas, turistas, chinos con cámara, gente cool, gente under, rastas, anteojos de marco cuadradito por doquier, libros usados baratos, cientos de personas…Y yo con tacos , borrachera y animal print buscando a mi cumbiero intelectual en medio de los jaivas y el humo del choripán.”(…)
 (…) “ Pero el facebook es traicionero y no avisa, que no siempre que la gente pone “ asistiré” asiste, después de recorrer cuatro veces de punta a punta la bolchefiesta, di por sentado que el chongo no estaba. A cambio me encontré con un montón de gente que lo que menos hubiera deseado es que me viera en ese lugar y en ese estado. Nada mejor que un trago para ver mejor, me tome un trago tras otro y quedé completamente borracha, pasando vergüenza toooda la maldita noche, con olor a chorizo y un zapato roto, por lo cual me la tuve que pasar bailando en patas, hasta que un alma caritativa me pasó un par de ojotas. En esos lugares todo es posible, hasta que te lluevan del cielo un par de ojotas rosadas que nada tienen que ver con tus calzas animal print.
 “  A eso de las 5 de la mañana, hartos ya de estar hartos, no podía seguir hablando , ni bailando ni nada. Una de mis amigas decidió irse, la otra quedarse hasta que se me pase un poco el pedo y yo  sentarme a comer un choripán en una mesita del puesto.   Mis recuerdos de cómo se sucedieron los hechos de ahí en más, son borrosos o nulos. Es como si ese choripán hubiera desencadenado una amnesia en mi persona. Solo recuerdo que al día siguiente abrí los ojos en una cama que no era la mía, con un tipo que no era Manú.El  flaco me dice “ Buen día hermosa, fui a comprar mas” mientras me muestra una cajita de forros. Miro a mi alrededor: cuatro forros desparramados por la habitación…estoy Comenzando a recordar.
   Resulta ser que el flaco estaba sentado en la misma mesa del choripuest, nos miramos hablamos dos boludeces (fija que le conté la historia de las ojotas rosas que desentonaban con mi ropa ), y nos fuimos a su casa. Lo que sigue si puedo recordarlo en detalle, mas no voy a revelarlo, pero puedo decirles que fue perfecto,Entre la resaca y la felicidad absoluta, no se muy bien donde estoy parada. Y dale…ya que tragiste mas forros, sigamos.
Y si señoras y señores, algunas noches soy rápida y generalmente a la mañana siguiente soy instantánea. Así que volvemos a la tarea, la cual desarrolla a la perfección. Pienso_ Al fin uno que me hecha más de dos. Me está dando con intereses por todas las que me tuve que conformar con un polvo tristes.”
  Hay cosas que son demasiado íntimas como para contar en este blog, así que acá podríamos poner una gran franja que diga CENSURADO y saltearnos al párrafo de abajo.
, el flaco se levanta de la cama y desaparece de la escena. miro mas allá de mis narices y veo un placard lleno de sacos  y corbatas, un perro entreabre la puerta de la habitación y se divisa un inmensa piano de cola en el living, el flaco vuelve a aparecer en escena con una bandeja con el desayuno. Esto es lo más parecido a la gloria que he vivido en los últimos meses. suena el timbre, así que me dice “ Perdón Tami, pero voy a ver quién es” en ese momento caigo en la cuenta de que no se su nombre, así que decido inspeccionar con la vista toda la vivienda en búsqueda de alguna factura telefónica, un cartelito, un llavero , una taza…ALGO que me diga cómo se llama el amor de mi vida, o al menos de mi día. Por su puesto no encuentro nada que me diga su nombre, y ya a esta altura de la intimidad, después de seis polvos, no da preguntar ¿ Cómo te llamás?. A cambio de eso le pregunto: ¿ de qué trabajás? Y me responde: - Soy profesor de música, y director de orquesta.
Waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Cuando me dijo “ Director de orquesta” se me cayó el mundo ajoba..yo que nunca tuve cerca ni a un director de murga, estaba en pelotas tirada en la cama de un director de orquesta---la puta madre , toda una vida preguntando a ver a ver quién dirige la batuta! Y acá estaba el que dirigía la batuta! Y qué bien la dirigía!”
a todo esto se va acomodando en el piano y con todo el amor del mundo me dice, veni al living que te toco algo. ( yo pensaba : tocame toooda) pero no era esa su intención sino tocarme una pieza de Mozart en el piano ( pensaba yo: tocame como Mozart al piano en la pieza).
Ayyyyyyy cuando empezó a tocar el piano …yo sientía que “ NUNCA HE TENIDO EL CORAZÓN TAN ROJO”,
  Iba llegando la hora de  volver a mi casa, ya eran las 4 de la terde y  debía obligatoriamente ver a dos amigos que necesitaban antiayuda.  Con respecto al flaco seguía sin saber el nombre, pero le conocía hasta las huellas digitales y una vez más se encargó de corroborar que no lo olvide nunca jamás.  Cuando terminó de fijarse bien en mi memoria, le dije “ me voy yendo” ,le dí mi teléfono y lo escribió en un anotador que tenia tirado por ahí.
La acción del anotar el teléfono en cualquier papel roñoso me dio la pauta: TAMARA, ESTE NO TE LLAMA NUNCA MAS.
Mientras volvía a mi casa reflexioné todas las razones por las que el pianista no volvería a llamarme: simplemente era perfecto y yo la deficiencia en pinta.
El era un ecosistema y yo un desequilibrio ecológico, el punto negro del yin yan, la mordida de eva en la manzana, una imperfección en la pirámide egipcia,el corte de la soga de los jardines colgantes de babilonia, el incendio del templo de artemisa, la oscuridad del faro de Alejandría , quedarse sin agua en el desierto de Sahara , un ojo tuerto del cristo redentor.
     la falta de ortografía en un parcial de gramática, la menstruación el día de la primera cita, el corte de luz en pleno gol cuando tu equipo sale campeón de la libertadores, el corte de piernas del diego, quedarse sin café a la mañana, un grano en la cara de Nicole Neuman, una várice en las piernas de dolores Barreiro, la lluvia en un día de camping, el tamaño de la mona lisa, el quiebre de la capa de la tierra que provoca el tsunami,la nube que tapa el sol, el llamado de la mala noticia, la voz de la profesora que te dice “tiene un dos”, la cancelación del recital de metallica, el final de los puentes de mádison, el jorobado de notre dam, la vida es bella y millón dólar baby, la cola de cerdo del pibe de cien años de soledad, el bebé Rocamadour en rayuela, un libro de autoayuda en el best seller, el premio nobel a obama, Y TANTAS OTRAS COSAS QUE ARRUINAN LA PERFECCIÓN.
  CoNFORME con no encajar bajo ningún punto de vista en la vida del hombre de mis sueños, me resigné a que ya no me llamaría jamás. Jodí a todo cristo  y más contándole la anécdota incluido que no sabía el nombre,así que todos mis queridos amigos pasaron semanas pidiendo celulares prestados para hacerme jodas via mensaje de texto del estilo: “ Hola hermosa, soy tu pianista N.N.”, “Me llamo Roberto, que ganas de echarte cinco”. ó “ Hagamos una orquesta, yo te toco el piano y vos me tocas la flauta”
y me dediqué a sufrir a medias por el psichobolche y su polvito semanal, luego por un gordo hacker, dos semanas después por un pendejo de 19 años , un poco mas tarde por un hombre casado, al mes y medio por un flaco que no veía hace cuatro años, al mes y tres cuartos por el almacenero de la esquina ,
EN LA VERSIÓN ORIGINAL, LA HISTORIA TERMINABA POR ACÁ, CON EL RUEGO DE QUE SI ALGUNO DE LOS PRESENTES CONOCIA ALGÚN PIANISTA QUE VIVA POR BELGRANO Y SEA CAPAZ DE HECHARSE SEIS POLVOS SIN REPETIR Y SIN SOPLAR, ME LO TRAIGA A LA BREVEDAD. PERO
A los 60 días resucitó.
Dos meses después, cuando todos menos yo habían olvidado al pianista y este monólogo estaba terminado y a punto de publicarse, me llegó un mensaje al celular.
“hola, como estás?. Soy Francisco, el pianista”·
Obvio que crei que había alguno de mis amigos que volvía a la carga con el chistecito y le respondí: Jajaja dejate de joder, sos el décimo con el mismo chiste.
Me contestó: Dale, estuviste en mi casa hace dos meses, en Belgrano, un feriado.Yo como seguía incrédula le dije que me llame, no me llamó, me preguntó si estaba bien y decidí llamar yo. Llamo…no hay crédito disponible. Solo paquete de mensajes.
Corro al locutorio de enfrente, Abro la billetera: Un solo billete de $50, le pido por favor al locutorier man que me deje llamar. Llama llama llama y no responde.
Vuelvo a mi casa desesperada. Abro el msn, encuentro a Marina, voy marcando el número de Florencia y mandándole un mensaje a Sole.
Marina lo resuelve primera: Se llama Francisco Martinez, a continuación envía un link con la página “del artista”.  Cuanta inteligencia!! Como lo sacaste? . Marina solo tuvo paciencia, esperó a que la atienda el contestador y le diga a quien pertenecía el teléfono, luego puso en google “Francisco Martinez”+pianista y el resto se cae de maduro.
Yo vuelvo a mandar mensajes desesperada…total las llamadas perdidas no son de mi teléfono. Le escribo “ Sii sos vos, que bien, que bien!! Cómo estás?” me responde que está bien, que podríamos repetir y automáticamente le digo que me llame.
 Tres horas después suena mi teléfono, durante las tres horas reviso millones de veces el buzón de entrada y otras tres mil el de salida: Soy una oligofrénica, no va a llamar…si, puede ser que llame porque en el último mensaje puso ”Dale ok” ,no pero no va a llamar porque piensa que estoy loca. Llama, tarde pero llama…si tardó dos meses en mandar un mensaje , en llamar va a tardar dos años…Todo eso y mucho más pensé , hasta que por fín llamó.
   Es increíble que en una tarde , una persona haya pasado del anonimato total a tener hasta el número de documento. Pero más increíble aún es que en un día, un tipo pase de ser el hombre perfecto a ser OTRO HIJO DE PUTA DEL MONTÓN.
Y si señoras y señores…me llamó después de dos meses, me concretó una cita para el día siguiente , me dejó plantada, me mandó un mensaje( Mentira, no me mandó un mensaje, me respondió un mensaje que no es lo mismo) y me puso “hoy no puedo, te llamo otro día”.
 ¿Para qué llamaste pianista? Me hubieras dejado la ilusión de que todavía en algún recóndito lugar de la tierra quedaba un hombre perfecto que había perdido mi teléfono escrito en un papel roñoso, o que me había llamado justo cuando estaba sin señal y había insistido un tiempo después, pero justo me había quedado sin batería y cansado de mi contestador había desistido, o que se había ido de viaje, o tal vez que se había casado con una mujer tan perfecta como él y por eso no llamaría nunca,
   Cualquier cosa en mi imaginación, pianista, te hubiera dado un mejor destino del que te ganaste: Un lugar en el closet, asinado entre tanto muerto , integrando la orquesta hijos de puta que toca la banda de sonido de mi vida.