25 jun. 2010

Cuando la dejé a Adriana.




En estos tiempos violentos que corren yo no me encontré a salvo y si no pude escribirles alguna que otra historia durante tanto tiempo, fue por las razones que se detallan a continuación:

Todo comenzó porque me sentía muy sola, mi mejor amiga se había casado, el hombre que realmente me interesaba no me daba bola, la carrera que seguía me parecía cada vez mas tediosa, mi trabajo era una cagada, mi casa se caía a pedazos, mi psicóloga no me estaba ayudando a nada, de hecho, me estaba cobrando 100 mangos por sesión que me dolían en el alma.

Así que decidí cortar por lo insano: fui a terapia y le dije a Adriana:- mirá, me parece que esto no me está sirviendo, mi vida se está desbarrancando, vos no me estás ayudando y no estoy en condiciones de seguir gastando esta cantidad de dinero en sesiones.

Adriana me contestó que era una locura abandonar la terapia en mi situación, justamente en estos malos tiempos era cuando mas la necesitaba. Pero yo no hice caso a su recomendación y me fui silbando bajito.



Cuando llegué a mi casa sentí un alivio gigante, era como que Adriana me ataba a ser una persona digna, una persona razonable, una persona reflexiva. Alguien que analizaba sus actos. Ahora sin esa molestia de mi subconsciente a frenar podía dar rienda suelta a mis pulsiones como se me diera la gana.

Dejar a Adriana era un gran negocio, se iban la carga, la angustia, la moral, la reflexión, la autoayuda y la verdad , todas juntas a la puta madre que las parió, y yo podía por fin sentarme en el sillón de mi casa a llamar a todos mis ex a decirles que en realidad no había superado que me hayan dejado o que eran un desastre sexual o lo que fuera que hubieran sido en mi pasado…podía llamarlos a todos, podía hacer lo que quisiera…total el viernes nadie me iba a preguntar ¿Porqué lo hiciste?, Total nunca más nadie me iba a preguntar porqué lo hice, total yo nunca mas me iba a preguntar a mi misma porqué lo hacía

La primera decisión que tomé cuando dejé a Adriana fue renunciar al trabajo, ya no tenía psicóloga y como tampoco tenía trabajo, pronto se me acabaría el teléfono y el Internet, por falta de pago, of corse.

Así pasé un tiempo dedicándome únicamente a mi carrera, la cual también me tenía harta y¿a que no adivinan? También dejé.

En estas condiciones de “La nada misma” me hallaba, sin trabajo, sin estudios, sin psicóloga , sin saber lo que hacer de mi vida y con la módica suma de 3500 pesos en el banco.

Dos opciones: Opción uno, pagar el alquiler, la luz, el gas , el teléfono, el celular y el bendito internét y quedarme en mi casa haciéndome una sopa , entrando en zona Jobs a buscar un trabajo mejor, esperando que titile la ventana naranja que jamás iba a titilar, mirando el celular esperando ese mensaje que nunca iba a llegar o en el mejor de los casos tirada con una frazada hasta la nariz debatiéndome seriamente frente al televisor a pleno Canosa, si era mejor que Ricardo Fort se decidiera por Violeta Lo Re o por Virginia Gallardo.

Opción dos: Cagarme en todos, dejar una nota, tomarme un Bondi a misiones y de ahí pasar clandestinamente a brasil a conocer un garotinho que me arranque una sonrisa.

Serio dilema tenía entre ambas opciones, pero nadie, salvo la inmobiliaria que me estaba mandando avisos de desalojo varios, me corría.

Entre eso estaba: Que me armo el bolso/ que el ogro fajó a Vanucci/ que mejor sopa de arbejas/ que los garotos la deben tener enorme, cuando un timbre sonó en mi oído…

Timbre, no mensaje, no mail, no un llamado: UN timbre, viernes, 23.30 hs. Automáticamente pensé que la del “5º B” había pedido delivery y el chiquito de la moto se había confundido de piso, así que me levanté de la cama directo al portero eléctrico a comunicar “Este es el cuarto, te confundiste, pero si no tenés nada que hacer podés subir y comemos la pizza que le traias a la del 5º, ya que hace 2 meses que estoy a café y sopa”. Pero a penas atendí una voz dijo: ¿Tamara?. “Uy! Sabe mi nombre el chico del delivery?” me respondió: no sé si esperabas a alguien pero ¿Puedo pasar?...

Su voz llegó hasta los más íntimos niveles de relación de mi mente, relacioné persona con tono de voz. No puede ser, pensaba mientras oía esas palabras y apretaba el botón que abría las puertas del cielo, la puerta de abajo del edificio.

En la distancia que recorrió el ascensor entre la planta baja miles de ideas cruzaron por mi cabeza…viene a matarme sí, viene a matarme…seguro leyó los monólogos de mierda esos, viene a matarme por su honra, pobre, lo denigré , saqué los trapitos al sol, todos saben que tiene un pito chico, que es una catástrofe sexual, se enteró, me va a matar y no voy a poder saber quien gana el bailando 2010!.

Cuando sentí sus nudillos golpear mi puerta, muerta de miedo le abrí las puertas a mi propio asesinato. Pero en vez de encontrarme con un hombre endemoniado, me encontré con un Peter renovado, con su belleza intacta, con su sonrisa perfecta, con su pelo Sueve, con sus ojos verdes…que lindo sos!!!!!!!, pasan los años y sos cada vez mas lindo.

Me preguntó si podía pasar, le dije que sí y nunca más se fue…hasta hoy.

Me contó todo lo que había hecho en estos tiempos, en síntesis un tsunami de logros profesionales y actos de beneficencia que iban desde recibirse de médico hasta fundar una escuela para los indígenas de la comunidad de no se donde.

Cuando me tocó contar a mí lo resumí en cinco palabras: Mi vida es una mierda. A continuación me limité a llorar. Peter tan caballero como siempre corrió al kiosco clandestino mas cercano y volvió con un arsenal alcoholico.

A su regreso se me ocurrió preguntarle la real causa de su visita, y entonces dijo algo que me hizo dar cuenta de que lo que para nosotros es una reverenda garcha, para otros es el gran momento de sus vidas..Peter fue al grano rapidito “ Es que la ultima vez que nos vimos, me parece que no estuvimos bien”.

A ver querido: VOS no estuviste bien, yo estuve perfecta, un poco borracha, medio drogada, pero perfecta, me esmeré como nunca, me desquité los años de ganas que te tenía acumulados, hice todo lo que un hombre espera de una mujer.

Vos no estuviste bien, que acabaste a los 2 minutos, que no sabias que tenias que hacer, que no tenias idea de cómo tocarme, que tenés el pito mas chico que mi maldito dedo pulgar!!!!!!!!!!!!

Eso obvio que no se lo dije, en cambio le aclaré que bueno, que lo que pasaba era que estaba confundida, porque todos estos años de verlo como el amigo de mi novio y que de repente se de algo entre nosotros…y todo el viri viri. Y toooda la falacia.

Vodka con Speedy viene, Speedy con vodka vá, a las 5 de la mañana Peter ya estaba al tanto de todas mis deudas, de todos los chismes de Rial y se había convertido en el hombre de mi vida, acto seguido le propuse sin muchas vueltas mas de las que dos personas pueden dar en 5 horas: Peter garchemos YA!

Todo el castillo de arena se desplomó de un hondazo. No había mejorado ni un milímetro, el mismo desastre de años atrás, pero mas meloso, mas grande, mas lindo.

¿Qué harían ustedes, mujeres , si el príncipe azul golpea a sus puertas y su único defecto es tener pésimo sexo?, ¿Qué harían ustedes si se sienten solas y el hombre mas bueno del mundo les dice que quiere pasar el resto de su vida con ustedes?.¿ Qué harían si no tienen un peso y el hombre mas estéticamente bello que vieron en su vida les propone pagares todo, acompañarlas y vivir con ustedes?

No sean hipócritas, harían lo mismo que yo! Le dirían que se quede para siempre, fingirían un orgasmo y lo abrazarían como si fuera un perro de peluche a la hora de dormir.

Divino, el hombre perfecto, salvo por que todo lo buen hombre que era , era indirectamente proporcional al tamaño de su pene y la duración del acto.

Llegó un punto en que mi vida diaria era tan armónica, que la vida nocturna ya no me perturbaba, además no había chocolate que no supliera el mal sexo.

El problema llegó una noche mientras Peter tenía sexo con mi cuerpo, porque mi mente estaba navegando en Internet, y de repente llegó a mi blog..mi BLOG! Yo tengo un BLOG! Y ahí escribí cosas horribles…pero como va a saber del blog?. Obviamente a esta altura mi pobre y adorado Peter ya había acabado como 10 veces y yo me tuve que concentrar en fingir el orgasmo correspondiente.

Al otro día se me pasó lo de entrar a Internet a desaparecer el blog de la historia de la web, además…¿CÓmo iba a llegar a encontrarlo?.

Vivimos felices y comimos perdices, él trabajaba , yo de a poco recuperaba mi vida, mis amigas estaban felices por ver que al fin vivía con un tipo decente, y todo eso que es similar a la felicidad circulaba por mi vida.

PERO EL DIABLO METIÓ LA COLA.

Juan, el borracho inmundo de mi ex. Juan , el mejor amigo de mi pareja. Juan el único hombre que me había hecho sufrir durante años, que me había hecho llorar como una yegua. Juan, el único hombre capaz de hacerme tener un orgasmo con solo mirarme, Apareció. Tocó el 4º b como aquella vez lo había tocado Peter, le dije que suba, cuando abrí la puerta pensé que iba a ser leve. Me equivoqué , casi me desmayo. Es verdad que estaba viejo, pelado, gordo, fracasado..le pregunté que hacía, me respondió ¿Acá o de mi vida?, Ambas le dije.

De mi vida manejo un taxi, me casé y tengo dos nenes, acto seguido sacó de una billetera de cuerina una foto carnet de dos niños horrendos que ni quise mirar y pensé “Al menos está peor que yo”. ¿Y acá que hacés? No me respondió que venía a rescatarme como a raspunzel, ni como el pirata a la princesa, sinó que había llamado a lo de la mamá de Peter y esta le había dado la dirección de acá, poniendolo al tanto de la situación, por lo cual no era una sorpresa encontrarme viviendo con su mejor amigo. Ja, siempre le tuviste ganas ¿no puta? Agregó.

Mis ganas de discutir con un tachero borracho, fracasado y con dos crios horribles eran absolutamente nulas. Mis ganas de coger con un tachero borracho fracasado y con dos crios eran MUCHAS.

Fueron unos incómodos 20 minutos hasta que con su pulcro ambo y su bella presencia llegó Peter a distender la situación, yo me voy a cocinar lindo les dije fingiendo una sonrisa de mujer satisfecha, y los dejé ahí como si el tachero nunca hubiese existido en mi vida.

No se ni de qué ni cuanto tiempo hablaron, pero al día siguiente lo llamé desesperada al tachero para que venga YA y me garche como dios mandaba, Él obviamente accedió al instante y nos pasamos 5 horas a pleno sábado.

Cuando tuve mi noveno orgasmo caí en la cuenta de lo que era mi vida real: Una mujer sin proyectos, una mantenida, una superficial, una idiota, una infeliz y sobre todas las cosas una MALCOGIDA; le pedí a Juan que se fuera porque Peter estaba por venir, él como siempre se enojó, se rió y me dijo puta.

Desde esa tarde me resigné a ser la típica perfecta infeliz, la malcogida del cuento, la mujer del doctor, la que le hace la comida y le finje un orgasmo y nunca, pero nunca le es infiel.

Pero había algo que yo no había tenido en cuenta.

Anteayer peter tuvo guardia, por lo tanto ayer se quedó en casa todo el día. Al parecer se había olvidado la notebook en el hospital…es que 24 horas sin dormir…se la olvidó en el hospital y yo dejé mi Pc prendida, entonces el…él necesitaba chequear el correo, y de paso mirar mis carpetas, mis documentos, algún vestigio del reino olvidado…

Hace un par de horas me levanté, lo encontré sentado al lado de mi computadora, como nuevo, claro él está acostumbrado a hacer guardias…miré la pantalla y ví un fondo negro, unas letras en fuccia y un título que me pareció familiar : “monólogos Sit Down By Tamara O.”.

Ni te gastes en explicarme que lo escribiste hace mucho tiempo, tiene fecha y hora, me dijo.

No supe que responderle, así que me quedé callada mirando como se armaba el bolso y bajaba los cuatro pisos por ascensor que había subido hacia tres meses, así que me acerqué a la computadora todavía prendida y reconstruí el hecho, los pasos que había seguido.

Se metió en mis conversaciones, encontró una en la que le recomendaba a una amiga que lea mi blog, se metió en la dirección y encontró el maldito blog donde le explicitaba al mundo lo mal cogida que era yo, lo mal amante que era él y lo enamorada que iba a estar siempre de su mejor amigo.

El recién se fue y yo ya estoy pensando que ahora, a diferencia de cuando él llego tengo tres opciones: tirarme a tomar la sopa viendo si Richie fort se decide por virginia gallardo o por Tito, irme a brasil a buscar un garotinho ó llamar a un radio taxi.

Ante la duda llamé a Adriana y le pedí un turno, le anticipé que Peter y Juan habían vuelto a mi vida. ¿Mañana a las 8 te parece? Me contestó. Evidentemente, Adriana es a la única persona a la que nunca debería haber dejado.

.

11 jun. 2010